Numismática en Venezuela

 

¿Cómo coleccionar monedas?

Portada del libro: 2020 Cómo Coleccionar Monedas - Catálogo Venezolano 1787-Presente. 8va edición

Debemos iniciar con la idea de que cada persona es libre de reunir y ordenar sus monedas de la manera que más le guste. Como todo pasatiempo es obvio que debe proporcionarnos diversión y placer.

La recomendación más importante al iniciarse en el coleccionismo de monedas es la de adquirir los conocimientos necesarios antes de hacer compras. Es decir, aprender sobre monedas y de numismática. En la actualidad, es muy fácil conseguir información a través de internet como, por ejemplo, suscribirse a nuestro canal de YouTube, o explorar este sitio web. Y a medida que vaya avanzando la colección, se hace necesaria la compra de catálogos, digitales o impresos, y al momento de especializarse en un área en particular, hacerse de libros específicos.

Para la selección de monedas a reunir hay que tener en cuenta el factor tiempo y las posibilidades económicas a la hora de elegir el tipo que queremos coleccionar, de esta forma, evitamos que se pierda la emoción en la búsqueda, debido a que existen piezas muy escazas que solo están en museos, o en pocas colecciones particulares. Es preciso resaltar que para un verdadero coleccionista el tiempo que le dedica a la colección es toda su vida.

Existe gran cantidad de libros, catálogos, folletos y revistas donde el coleccionista puede orientarse, y tiendas especializadas en las cuales adquirir monedas, y todo el material necesario para la buena conservación de la colección. También es conveniente afiliarse a Sociedades o Asociaciones para mantenerse actualizado, estar al tanto de las nuevas tendencias del mercado y compartir experiencias e intereses con otros aficionados.

Tipo de Moneda

Generalmente el principiante se inicia reuniendo las monedas que van a parar a sus manos, luego, a medida que el número de piezas va aumentando, se va interesando por ciertas monedas más que otras, a partir de ese momento va especializándose por algún tipo en particular. Para elegir dicho tipo a coleccionar se tiene, por ejemplo, las siguientes referencias: según el país, época, metal, forma geométrica, tamaño, valor facial, efigie, año, peso, casa acuñadora, o país donde fue acuñada. Como ven, de cualquier motivo que pueda imaginarse se puede tener una colección de monedas. También hay quienes las reúnen por el valor económico o por inversión.

Precio

Para un coleccionista el valor de cada pieza es más emocional que económico, sin embargo, el precio de una moneda está determinado en primer término por la oferta y la demanda, ya que al aumentar el número de coleccionistas la demanda va superando a la oferta, y subsiguientemente por: el estado de conservación, antigüedad, cantidad de piezas acuñadas, metal, rareza, belleza artística, importancia histórica, si es un ensayo, o si tiene algún error en su fabricación. De igual forma la cantidad de piezas que se estima han sobrevivido a lo largo de los años, también lo determina. En consecuencia, es sumamente importante documentarse e investigar sobre cada pieza de la colección y de las que se planea obtener, para no caer en manos de comerciantes especuladores o estafadores. La información sobre precios más actualizada es la que facilitan los vendedores que se anuncian en las revistas especializadas y catálogos, así como la que aportan las distintas Asociaciones, Organizaciones o Sociedades Numismáticas en cada país.

Material

Siempre hay que considerar la manera en que la colección debe ser guardada y mostrada. La forma más óptima y sencilla de conservar cada moneda de tamaño normal, es colocándola en protectores que se consiguen en las tiendas numismáticas; estos suelen ser de cartón con un compartimiento circular para mostrar la moneda, también los hay de material macizo transparente. Los de cartón se acostumbra colocarlos en hojas especiales para carpetas de tres anillos, las cuales en su mayoría tienen capacidad para 20 monedas, o en el álbum con páginas dotadas de compartimentos individuales para cada moneda. Para las piezas más costosas o de calidad Proof, la manera más elegante y recomendable es colocarlas en cápsulas circulares transparentes y estas a su vez, ubicarlas en un mueble con bandejas extraíbles, o en estuches especiales para monedas de colección. Al mismo tiempo, se puede conseguir gran variedad de material que proponen distintas formas de conservar las piezas, en tiendas especializadas. Para conservar la colección de una manera segura, es preciso tomar las mismas precauciones necesarias que se tiene para cualquier objeto de gran valor. Existen empresas especializadas en clasificar monedas según su estado de conservación, las cuales se colocan en cápsulas cerradas, numeradas e identificadas, sin posibilidad de removerlas, estas cápsulas suelen colocarse en cajas fabricadas especialmente para ellas, donde se almacenan hasta 20 monedas.

Estado de Conservación

Aunque la antigüedad y el metal son interesantes para una colección de monedas, lo que más importa es que tengan buenas condiciones en su estado de conservación. El valor del metal tiene poca importancia si las monedas no están en perfectas condiciones, esto quiere decir, que se observen claramente los motivos, sellos y leyendas, porque si se encuentran agujereadas, cortadas o muy gastadas, ya no tendrían casi ningún valor numismático, sino únicamente el que representan como metal. En ese sentido, es necesario conocer la descripción correspondiente a cada uno de los estados utilizados en la numismática.

Existe una terminología para describir el estado de conservación de las mismas como, por ejemplo: MS, del inglés Mint State, este estado indica que la moneda está como recién salida de la casa que la acuñó, la cual es clasificada como el más alto. Y en la escala Sheldon, van desde el 60 al 70. Esta escala fue desarrollada por el reconocido numismático estadounidense, Dr. William Sheldon, en 1948, y asigna calificaciones a monedas del "1" al "70". Es utilizada principalmente en Estados Unidos de América, combinada con la escala de adjetivos. Esta última escala, si es más usada a nivel mundial, y va desde el “pobre” o “poor” hasta el “sin circular” o “unc”, con sus particularidades y características propias de cada país.

La escala de adjetivos generalmente se describe con las siguientes características:

[PROOF]: Es un acabado de acuñación especial para coleccionistas, con un fondo tipo espejo.
[BU] Brillant Uncirculated; Brillante Sin Circular. La pieza no ha circulado y conserva la pátina original de aspecto brillante, aunque se mire con una lupa no se aprecian ni rayas ni golpes.
[UNC] Uncirculated; Sin Circular. Se mantienen las mismas características del grado BU, sin el aspecto brillante.
[AU] Almost Uncirculated; Casi Sin Circular. Ha sido puesta en circulación, en muchos casos es brillante y conserva todos los detalles perfectamente, solo con la lupa se descubren pequeñas rayitas y golpes.
[XF] Extremely Fine; Extra Bien. Poca circulación, todos los detalles se distinguen con gran nitidez, apenas se notan desgastes en algunas partes.
[VF] Very Fine; Muy Bien. Va perdiendo el brillo, se observa a simple vista un comienzo mínimo de desgaste en aquellas partes de mayor relieve, pero se distinguen todos los detalles, pequeños golpes y rayitas.
[F] Fine; Bien. Adquiere opacidad propia del uso frecuente, se acentúan los desgastes, pero aún se observan con claridad los detalles.
[VG] Very Good; Muy Bueno. Se va desgastando de una manera general. Las leyendas mayores se distinguen mientras que las menores van desapareciendo.
[G] Good; Bueno. Bastante desgastada, se forma en el contorno un círculo liso, las leyendas menores desaparecen y las mayores desaparecen parcialmente.
[FR] Fair; Pasable. El círculo liso del contorno va ensanchándose. Leyendas mayores casi desaparecidas.
[PO] Poor; Pobre. Casi totalmente lisa, a veces agujereada, cercenada o con rayas profundas.

En estas empresas estadounidenses, que estudian y clasifican el estado de conservación de las monedas, los coleccionistas llevan sus piezas para autenticarlas y resguardarlas en las cápsulas donde son introducidas. Al mismo tiempo, existen otros coleccionistas que prefieren poder tocar sus monedas y no condenarlas dentro de dicha envoltura, que no permite sacarlas. Los precios para estos servicios varían según el valor de la moneda y van desde 22 usd hasta 300 usd, por lo que, debido a este servicio y al respaldo de la compañía certificadora, las piezas encapsuladas suelen venderse, en algunos países, a un precio de mercado superior a las que no lo están.

Estas empresas comienzan la clasificación con el estado PO 1 (Poor 1), el cual se refiere a que la pieza presenta detalles como para identificar solamente la fecha y el tipo de moneda, los relieves son planos o casi planos; hasta la más alta calificación asignada que es el MS 70 ó PF 70 (Mint State ó Proof), en este estado la pieza no tiene imperfecciones al ser observada con un aumento de 5x. Para el caso de las Proof, pueden tener características adicionales comúnmente usadas que se designan como Cameo, en la cual los campos son fondo espejo y los detalles están acentuados para obtener un contraste moderado en ambos lados de la moneda, y Ultra Cameo donde los detalles son más acentuados y el contraste es mucho mayor. Para los otros casos se tienen: Prooflike: con todo el campo brillante y, Deep Prooflike: con solo el fondo brillante; sin ser monedas de calidad Proof.

Al comparar los rangos de estados utilizados por estas empresas clasificadoras, con la escala de adjetivos utilizada en nuestro catálogo, se podría aproximar a lo siguiente:

[PROOF]; PF o PR 60-70
[UNC], [BU]; MS 60-70
[AU]; AU 50-58
[XF]; XF 40-45
[VF]; VF 20-35
[F]; F 12-15
[VG]; VG 8-10
[G]; G 4-6
[FR]; FR 2, AG 3
[PO]; PO 1

Tapa posterior del libro: 2020 Cómo Coleccionar Monedas - Catálogo Venezolano 1787-Presente. 8va edición

Algunas descripciones, que se observan en distintos catálogos o subastas, han ajustado las clasificaciones que están por debajo o por encima de un estado específico en la escala de adjetivos, con el símbolo de – ó +, respectivamente, a saber: VF- ó VF+. Y cuando están, según el evaluador, entre dos estados, se colocan los dos separados con el signo: /, como, por ejemplo: VF/XF.

Limpieza y Cuidados

Las monedas no deben pulirse. Se devalúan y disminuyen su belleza al perder la pátina original que adquieren a través del tiempo, la cual tiene un aspecto típico y característico para cada metal. Se podrían limpiar con sumo cuidado, evitando que se raye, solo para quitarles el polvo y partículas extrañas adheridas superficialmente, con un trapo suave y preferiblemente seco. Lavarlas con agua y jabón, en la mayoría de los casos, les quita la pátina, por lo cual no es recomendable hacerlo. Solo en casos extremos de piezas muy antiguas y valiosas, que se han conseguido enterradas o en el mar, con adherencias u oxidación, se justifica un lavado especial que solo los expertos deben realizar. También, hay que procurar no dejarlas caer, ni frotarlas unas con otras. Acostumbrarse a sujetarlas solamente por el canto, colocando una bandeja de fieltro en la mesa o alguna superficie que amortigüe una posible caída. La limpieza a la que hacemos referencia inicialmente, solo se debe practicar en monedas de calidad standard y con bajos estados de conservación.

Definiciones

Todo buen coleccionista de monedas debe tener algún conocimiento de numismática, por lo que, es preciso estar al tanto de los términos y definiciones que se usan comúnmente como, por ejemplo: anverso, reverso y canto, que son: el lado principal de la moneda; la parte opuesta al anverso, y el contorno, respectivamente. Estas son las tres principales partes de una moneda. A continuación, se presentan otras, también importantes:

Anverso: lado principal de la moneda, donde generalmente se troquela un busto o una figura.
Reverso: parte opuesta al anverso, normalmente se estampa el escudo de armas del respectivo país.
Canto: borde externo o contorno de la moneda, estos suelen ser lisos, estriados, acanalados, con figuras, o con inscripciones.
Exergo: es el espacio o el texto que se imprime alrededor del motivo principal, estos suelen ser inscripciones, fechas, peso, o valor nominal.
Ribete o Listel: franja circular que sirve de borde interior de la moneda y protege sus relieves y facilita su amontonamiento.
Gráfila: dibujos o adornos que suelen ser perlados o dentados simétricos, en la orilla de la moneda, separados o unidos al ribete, con un nivel similar al del relieve.
Campo: espacio interior donde van las figuras principales.
Diámetro: es el doble de la recta que une el centro de la moneda circular con su canto, generalmente expresado en milímetros (mm).
Espesor: es el grosor de las monedas, medido en el ribete, generalmente expresado en milímetros (mm).
Cospel: disco o plancha de metal para hacer la moneda.
Ceca: sitio donde se fabrican monedas. Casa de moneda.
Troquel o Cuño: molde con que se sella la moneda. Impresión que deja este sello.
Ensayo: prueba o modelo antes de la acuñación definitiva de una moneda.
Valor Intrínseco: valor de una pieza de acuerdo a su contenido metálico.
Ley: proporción de metal noble que contiene la pieza.
Vellón: aleación de plata y cobre, con mayor porcentaje de cobre.
Latón: aleación de cobre y zinc, de acuerdo al porcentaje de cada metal el color se torna amarillo pálido o rojizo.
Bronce: aleación de cobre y estaño.
Cuproníquel: aleación de cobre y níquel.
Alpaca: aleación de varios metales con aspecto parecido a la plata, principalmente de estaño.

Por último, recomendamos adquirir nuestro catálogo de monedas, para los que se especializan o quieren iniciarse en la colección de piezas venezolanas.

Video:



Referencias:
.- American Numismatic Association. https://www.money.org/ana-history, consulta: 2020.
.- Heritage Auctions. https://www.ha.com/, consulta: 2020.

.- Hernández, Germán. 2020 Cómo Coleccionar Monedas - Catálogo Venezolano 1787-Presente, 8va. edición, Caracas, Venezuela, 2019.
.- Leuchtturm.  https://www.leuchtturm.es, consulta: 2020.
.- Numisfila. https://www.numisfila.com, consulta: 2020
.- Numismática Globus. https://www.subastasglobus.com, consulta: 2020.

.- Numisur Casa de Subastas. http://www.numisur.com, consulta: 2020.
.- Numismatic Guaranty Corporation. https://www.ngccoin.com, consulta: 2020.
.- Psicología y Empresa. Biografía y Teoría de William Herbert Sheldon, https://psicologiayempresa.com/biografia-y-teoria-de-william-herbert-sheldon.html, consulta: 2020.


Actualizado el 6 de septiembre de 2020

Ir a Investigaciones

Tal vez te interese...

12 1/2 Céntimos 196912 1/2 Céntimos "Locha" de 1969 Esta moneda acuñada en cupro-níquel con 5 g de peso y 23 mm de diámetro, que nunca salió en circulación, ha tenido momentos de protagonismo en el universo numismático venezolano, siendo el mes de diciembre de 2009 una de ellas.

Averso de 100 bolívares de 1953
Billete de 100 bs orejón, fabricado por Thomas De La Rue and Company
El billete de 100 bs de Venezuela, llamado comúnmente: orejón, fue emitido en el año de 1953, por el Banco Central de Venezuela, y fabricado por Thomas De La Rue and Company. El color distintivo es el marrón y tiene las dimensiones de: 69 x 156 mm.

Este billete presenta la curiosa característica de tener en el anverso, la efigie del libertador distinta a la que se venía reproduciendo en los billetes emitidos por el BCV.

Barón Claes Ralamb, quien en 1674 era Gobernador de Estocolmo, Suecia.
Casas de Subastas Numismáticas

La existencia de las subastas organizadas se remonta a la época babilónica, aproximadamente en el año 500 AC. En esa época, las mujeres con edades para casarse eran reunidas en la plaza, en la que se encontraban hombres formando un círculo y se procedía a su asignación mediante subasta. La venta se realizaba de una manera sucesiva, en la que se iniciaba con la más guapa, la cual recibía mayor número de pujas y por lo tanto mayor oferta económica.
Averso de 100 bolívares de 1887
Moneda de 100 Bolívares Acuñada en la Casa de Moneda de Caracas
La moneda de 100 bolívares de oro de Venezuela, fue puesta en circulación desde el año 1886 hasta 1889.

Estas piezas fueron acuñadas en la Casa de moneda de Caracas, en Venezuela.

Moneda de 2 1/2 Centavos de Venezuela
Moneda de 2 1/2 Centavos de Venezuela Esta moneda tiene una serie de características que la hacen resaltar y la colocan muy por encima de otras monedas en la numismática venezolana.
Averso de 20 bolívares de 1912
Moneda de 20 Bolívares, acuñada en las Casas de Moneda de Bélgica, Caracas y París

La moneda de 20 bolívares de oro de Venezuela, fue puesta en circulación desde el año 1879 hasta 1912.

Estas piezas fueron acuñadas en la Casa de moneda de Bélgica, ubicada en su Capital, Bruselas; la Casa de moneda de Caracas, en Venezuela; y en la Casa de moneda de París, en Francia.

 



Numismática en Venezuela
www.numismatica.com.ve


numsmaticahernandez

Facebook: Numismática Hernández
Numismática Hernández


Numismática Hernández

nhernandez1999